Q-10


 

Coenzima Q-10 puede verse disminuida de 44% a 75% en personas que toman fármacos para reducir el colesterol, llamadas estatinas, las cuales interrumpen muchas vías bioquímicas lo que conduce a la reducción severa de los niveles de coenzima Q-10 poniendo en riesgo al cuerpo de sufrir otros problemas como infarto cardíaco y cáncer de mama.

No se produce en cantidades suficientes para mantener nuestra salud y vitalidad. De hecho, a partir de los 20 años de edad se inicia su descenso a niveles sanguíneos y en los tejidos del cuerpo humano.

El corazón late de 10 a 80 veces por minuto en reposo, es decir 115 mil veces al día exigiéndole una enorme cantidad de energía. La cual es producida por la Co-Q10 en el aparato cardiovascular sin mencionar otros sistemas.

La Co-Q10 asociada con otros nutrientes (tetra hidro epiandrosterona, vitamina B6, B12, B2, vitamina C, ácido fólico, niacina y ácido pantoténico) son útiles en pacientes con algún tipo de cáncer.

Mejora el revestimiento de colágeno de los vasos sanguíneos reduciendo así derrames y mejorando la circulación, los capilares pueden así transportar más glóbulos rojos oxigenando a los tejidos blandos.

La Co-Q10 se ha incorporado a los esquemas preventivos antienvejecimiento junto con el zinc, el selenio, la vitamina E y C, lecitina de soya y aceites omega.