KRILL OMEGA 3 FUENTE DE EPA Y DHA 

 

KRILL-O.- En la actualidad la mayoría de las personas tienen deficiencia de grasas omega 3 y aumento de omega 6. La relación ideal es de 1:1 pero la relación promedio de una persona es 20:1 o incluso 50:1 a favor de las grasas omega 6, lo cual produce grave desequilibrio.

En la actualidad existen las investigaciones suficientes para asegurar que el aceite de Krill puede reducir el riesgo de padecer síndrome metabólico, obesidad y diabetes tipo 2.
Un estudio realizado en el 2010 encontró que el DHA derivado de neuro-protectores promueven una buena neuro-señalización y la salud del cerebro en general, así como también al mantenimiento de tejido ocular, nervioso y producción de hormona.

El aceite de Krill podría ser 48 veces más potente que el aceite de pescado. Esto significa que la cantidad de aceite de krill contiene fosfolípidos, así que las grasas omega 3 ya se encuentran en la forma necesaria para que el cuerpo pueda utilizarla, esta bio-disponibilidad significa que el aceite de krill es absorbido mucho más rápido y cruza su barrera cerebro- sangre, por lo que es capaz de llegar a estructuras cerebrales muy importantes.

El aceite de pescado se puede oxidar fácilmente y la oxidación conduce a la formación de radicales libres, mientras que el aceite de krill es rico en antioxidantes. El aceite de krill también contiene astaxantina, que probablemente es la proteína antioxidante más potente de la naturaleza, razón por la que es tan estable y tan resistente a la oxidación.